Hay días y días

Todos los días son iguales. Alguien quiso ordenarlos e hizo un calendario (seguramente estaba medio en pedo porque le puso 28 a febrero). Luego, dentro de ese orden y a lo largo del tiempo la gente ha ido nombrando “días importantes”.

Primer ejemplo rápido: el Día del Niño. Qué injusticia, después crecemos y no hay más regalos. Pero por dentro sigo siendo un niño, decís. Pero no, tu vieja no te compra nada. Por eso y como primer propuesta, queremos cambiarlo a “Día del Hijo”. Nos parece más justo para todos, especialmente para nosotros.

Algo raro: en el Día del Trabajador, no se trabaja (cuidado, no queremos cambiar esto, para nada).

Algo injusto: si en el Día del Zapatero, los zapateros no trabajan, ¿por qué en nuestros cumpleaños (lo que sería “Nuestro Día”) tenemos que trabajar? Hay empresas que tienen un par de changas, lo sabemos. No es suficiente, debería ser ley.

Algo copado: se debería nombrar, en honor a Charly García, el “Día que Apagaron La Luz”. En este día, nadie debería ir a trabajar y todos deberían juntarse con sus amigos y jugar al cuarto oscuro (acuérdense, seguimos siendo niños. Sino no hay regalos).

Por supuesto, de esto se encargan otros, gente más aburrida (que cobra mucha plata). Gente que ocupa cargos importantes y que pensamos que deben laburar mucho; pero muchas veces a lo único que se dedican es a presentar proyectos de ley pedorros. Declarar como algo “Día” no es tan simple. Hay que presentar un proyecto. Perder mucho tiempo analizando y juntando información. Gastar papel y tinta para imprimir (y de paso cagar un poco más al planeta). Elevarlo al poder que corresponda, juntar los votos, implementarlo y darlo a conocer. Convertirlo en feriado. Etc.

Por ejemplo, ahora quieren proponer algo del mate: “Día Nacional del Mate”. Entonces algún Carlitos tuvo que armar una monografía de 60 hojas del mate, su historia, sus sabores, su preparación y todo lo que se te ocurra para justificar que tiene que existir ese día. Pero claro, vos tomás mate todos los días y te importa un carajo el día del mate. ¿Vos qué harías el día nacional del mate? ¿Tomarías mate en la plaza para festejar? ¿Ayunarías durante una semana esperando ansioso el día del mate?

Si investigás un poco, hay Día de casi todo. Existe el día de los hermanos, de los abuelos, de los ahijados, de los vecinos (posta), el día del dirigente de fútbol (claro con todo lo que se han choreado merecen un día), el día del cervecero (¿y el del fernetero por qué no?). Y saben que es lo peor de todo, que la gente inventa día de casi todas las boludeces que se les ocurren, pero nadie fue capaz de proponer el día del arquero. Goyco, ¿qué esperás para presentarte un proyectito de ley?

Algo para terminar: debería haber un “Día de Nada” o “Día de la Vida”. Un día al año en el que básicamente no hacés nada, o mejor dicho, hacés lo que quieras. Este día no tiene fecha, vos lo podés usar cuando quieras, no vas a trabajar y nadie te puede romper las pelotas. Y ese día ponés el tema Canción para los días de la vida del Flaco al palo.

días de algo

Anuncios

2 thoughts on “Hay días y días

  1. Dijo Salvador Allende (El dia del Pico me sacan de aca) y le cagaron bombareando la Casa de Gobierno.Por eso se recuerda el 11 de setiembre el dia internacional del PICO. De nada

  2. Hay días y días… Aguante el “Día de Nada” o “Día de la Vida” y escuchando Canción para los Días de la Vida del flaco al palo VOY A APRENDER A SER LUZ!!!!

Comentate algo!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s