Filed under Innovaciones

Que el Flaco sea de Roca

Que el Flaco sea de Roca


Disculpanos. Es que sentimos que hay gente que está esperando nerviosísima, como cada semana, ver con que locura nos vamos a salir. Algunos creen que vamos a salir en la tele y diarios y así estamos, hace más de un año y medio. Entonces de nuevo, disculpanos, pero nos decidimos a hacer algo groso, no … Sigue leyendo

Hay días y días

Hay días y días


Todos los días son iguales. Alguien quiso ordenarlos e hizo un calendario (seguramente estaba medio en pedo porque le puso 28 a febrero). Luego, dentro de ese orden y a lo largo del tiempo la gente ha ido nombrando “días importantes”. Primer ejemplo rápido: el Día del Niño. Qué injusticia, después crecemos y no hay … Sigue leyendo

Tan inútil como el apéndice (o hapéndice)

Tan inútil como el apéndice (o hapéndice)


Alguien que haya estudiado letras (toda una carrera para estudiar el abecedario cuando los más inteligentes ya lo sabíamos en 1° grado) que se anime a decirnos para qué sirve la HACHE. Fíjense esto primero: 5 letras se usan para el nombre de una letra que no suena, que sólo nos ocupa caracteres. Y acuérdense … Sigue leyendo

Las tardes de Ricardo

Las tardes de Ricardo


Ricardo lo inventó. Vio una tarde a su nieto con las patas para arriba, girando su cuerpo de costado, con sus manos apoyadas en el piso, y dijo: Mirá Marta, Juan está haciendo la medialuna. Y Marta se rió, porque Marta es así, una de esas que te bancan. Y Ricardo estaba viejo, y la … Sigue leyendo

Los gatos y las tostadas con mermelada

Los gatos y las tostadas con mermelada


Las reflexiones toman una mayor profundidad. Sabemos por experiencia que la tostada siempre cae del lado de la mermelada. Sin embargo, Método, un amigo, nos enfrentó ante las siguientes situaciones: 1) ¿Qué pasa si la tostada tiene mermelada de los dos lados? ¿Cae de canto? 2) ¿Y si la tostada con mermelada tiene un gato … Sigue leyendo

En verano al laburo de pandillas

En verano al laburo de pandillas


Recientemente nos enteramos que se llama “PANTALÓN” porque va de la panza al talón. Nos pareció increíble. Brillante. Perfecto. Entonces, nos preguntamos por qué siempre en plural: PANTALONES. Claro, porque va hasta los dos talones. Lo que no pudimos descifrar es por qué se lo nombra como “un par”. Es sólo uno. Tampoco nos cerró … Sigue leyendo